13 marzo, 2019

Drenaje linfático manual (DLM)

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y la estética, uno como técnica de masaje terapéutico, y el otro de masaje estético; ambos van orientados a la “activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y facilitar su evacuación “

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa (edema), a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos que no son capaces de drenarse por medios instrumentales.

Como cualquier tratamiento los beneficios son solo temporales; por lo tanto, el mismo tratamiento, como los ejercicios,  deben aplicarse constantemente o los beneficios desaparecen.

Indicaciones más frecuentes:

  • Linfedema, complicaciones linfáticas postquirúrgicas
  • Edemas de origen traumático (hematomas, luxaciones, distensiones musculares, desgarros musculares. (Siendo muy indicado para la recuperación del deportista)
  • Edemas por embarazo: prevención de estrías, descarga de las piernas
  • Úlceras de decúbito
Facebook
Instagram